Blogia
Montborg. Bitácora, weblog o blog de Herminio Lafoz Rabaza

He estado pensando mucho si escribir este último escrito. Todos, todos, y yo ahora ya no soy una excepción, sentimos en nuestros blogs la tentación de hacer un balance y un enunciado de buenos deseos para el próximo año 2007. No me siento capaz de hacer un balance, siempre me parece que nada se acaba, que nada de lo que empezamos hace muchos años pensando en la mejora de la sociedad y de la liberación del hombre está totalmente acabado. Sí, acabamos cosas -logros, lo llamamos- para adornar páginas de periódico donde nos miramos impúdicamente nuestras vanidades (Yo he escrito el libro tal que no ha quedado mal, haré este año un artículo para tal, o tal vez salga en la televisión aragonesa... ¿cuántos méritos me faltan para que este o aquel me saque...?). En fin, hoy por hoy, de poco tenemos que enorgullacernos. Hemos avanzado por un lado pero seguidmos sin  dar pasos en la transformación profunda de las cosas. Escribimos libros como descosidos y soportamos a un Estado (y a los diversos estadicos) que hace poco por las bibliotecas. Las bibliotecas adornan poco nuestras vidas. Todo el mundo habla de la educación (como del futbol), pero qué poco estamos dispuestos a cambiarla de verdad. Palabras como innovación parece que sólo se refuieron a la aplicación de las ¿nuevas? tecnologías, pero no a la formación de buenos profesores ni a la construcción de buenos currículos. Hablamos de educación tangencialmente y somo capaces de totelar la represión, todavía, hacia profesores que didientes (ahora hay uno, de filosofía, del que nadie habla, y que ha sido duramente castigado, más que en el franquismo, por ¿delitos?¿faltas?¿qué? que nadie nombra. Hablamos de educación y no conseguimos que la sociedad y lo que llamamos intelectualidad se comprometa con el cambio necesario. estamos ya con diez años de retraso en nuestra Comunidad Autónoma. Eso sí, tenemos tele donde mirarnos nuestra vergüenzas ¿Qué añade tanto dinero a nuestro propio ser aragonés, si es que es una categoría suficiente?¿Dónde está la tele propia que por lo menosd se acerque a la escuela y dedique esfuerzo a la educación? Solo más programas insustanciales, sólo más programas de deportes, solo más programas para que salgan los que tienen que salir para regocijo del rebaño. Claro que aquí no existen problemas con el ladrillo (ja!) Todavía no se han olvidado los ecos de Colmenero... ¿Que fue del pelotazo de la famosa salchicha?¿Quién se beneficia de todo lo que se construye, y tan mal, en el Pirineo?¿Y en los alrededores de Zaragoza? Y sigue sin resolver la participación. La democracia se reduce a la vitación cada cuatro años. Pero luego, la participación aplicada a todos los ámbitos de la vida brilla por su ausencia. En la sociedad, la mayoría de la población nunca tiene ocasión de expresar su opinión sobre lo que le afecta; ni en la escuela, ni en otros ámbitos. La iglesia, mejor dejarla: me encanta cómo luchan los partidos políticos por unos bienes eclesiásticos que jurídicamente son de la iglesia. Si pusieran tanto empeño para que los bienes fueran definitivamente de todos... Y hablando de partidos políticos, de la izquierda, todas las decisiones las toma un número reducido de personas que forman los aparatos. En el PSOE, entre Zapatero y yo hay un aparato inexpugnable, que toma decisiones por mí y sin consultarme Si esto no se remedia el futuro de la izquierda se presenta sombrío. Porque nos hartamos. Bueno, Europa se ensancha, pero no logramos imponer modelos democráticos fijos. Bueno, y así. Hay mucha faena para el próximo, y el siguiente, y el siguiente... Mi deseo es que haya más libertad, más igualdad y más fraternidad... y que por fin llegue la República.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres