Blogia
Montborg. Bitácora, weblog o blog de Herminio Lafoz Rabaza

Malendé

Malendé Cuando la inspiración, o las ganas de contar, te abandonan, lo mejor es Malendé. Los meses de septiembre empiezan acelerados, creo que es la nostalgia del estrés. Hay tantas cosas pendientes (Pero ¿qué cosas?); hay tantas cosas pendientes que nos volvemos locos: llamamos por teléfono a todos para decirles lo evidente, que septiembre va galopando y todos los proyectos que dejamos al principio del verano ya corren prisa porque se ven las costillas de la Navidad, y en Navidad hay que sacar cosas. Porque todo acaba y empieza otro año, y otras nuevas cosas, nuevos libros, nuevas jornadas, congresos, cursos... ¡ufff! La zanahoria está dispuesta. Yo tenía en el verano un montón de proyectos y cuando me siento ahora, en septiembre, a concretar alguno, me salen otros, otras cosas que han estado apartadas en la estantería y reclaman mi atención. Septiembre, septiembre.
Me alegro de que en Alemania haya ganado el SPD cuando todo el mundo, especialmente sus propios correligionarios de aquí le daban como perdedor. No es que yo sea muy seguidor de Schröeder, pero sólo por tocar los cataplines. Cuando todo está perdido, recordad, Malendé.
La derecha nuestra de cada día vuelve a sacar el santo. Otra vez los "matrimonios gay". No saben, los pobres cómo llamar la atención de la peña. Y eso que los del PSOE les echan toda la ayuda que pueden, ora premiando a las monjitas, ora intentando el abrazo del oso con la ley de educación. Malendé.
La cosa de la cultura de aquí sigue sin aparecer. Hace poco lo comenté con Labordeta tomando un café casual y ví que en El Periódico del domingo escribía sobre ello. Faraónicos proyectos sumidos en la depresión, proyectos que se deberían hacer y que no se sabe nada de ellos. Todo el mundo en el pilla-pilla de la pasta, pero nadie intentando hacer algo de cultura con la vista puesta únicamente en la creación. Y nadie se mueve, ni protesta, ni dice nada porque ya casi nos hemos convertido en expectantes: no digo nada no sea que no me den tal proyecto, o me arrimen cual subvención, o no me nombren nada. Y quien dice algo es que quiere amargar a la izquierda e igual se ha hecho cómplice de los del PP. Y yo digo: Malendé, Malendé.
En el Instituto, de momento nos han aplicado árnica. Como todo ha empezado y no se ha caido ningún sombrajo, pues, venga, corre, que todo está muy bien y un curso no es nada. Nos han dicho, cómplices, que no nos preocupemos, que, apenas pasen los Pilares, y el personal se haya desbravado con las vaquillas, que vendrán, que bajarán los técnicos y hablaremos. Que pensemos qué vamos a pedir. Nos enredarán en un nuevo proyecto y, mientras tanto, pasará el tiempo. Ganar el tiempo para nada es la consigna. No os enfrenteis a ellos, parecen haber dicho. No vale la pena salir en los papeles ahora que todo va bien. Ya se ha dicho incluso en el Parlamentico: ¡Qué guay de comienzo de curso! Las cifras y las letras coinciden en dibujar un panorama espléndido. Por Dios, que lo digan los medios. Que pregonen lo bien que ha empezado todo, oyes. Si acaso una puya, en las cartas al director que no comprometen a nadie. No dejeis que esos políticos del Avempace nos enturbien el cuadro. Unos cuantos fascículos y coleccionables más a la prensa local y nos habremos asegurado el cielo ¡Malendé!

*Malendé hace alusión a un recuerdo que yo tengo de un 11 de septiembre (septiembre, otra vez), y que me sale a veces con la mala leche. Sería como un decir Allendé. Don Salvador. Que viva. Malendé.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Ana -

¡Tiene bemoles que para que otros no se aprovechen de nuestra indignación y nos crean de su cuerda tengamos que ser tan "políticamente correctos" en los "mass media", que tengamos que aclarar que nosotros sí estamos por la enseñanza pública de calidad! Para eso, efectivamente, hay que tener ideas políticas claras.
¡Bravo por este rincón en el que podemos decir sin mordazas lo que nos da la gana!
Y este curso ¿qué? ¿Tendremos que aceptar sin más la situación en espera de que las promesas se cumplan?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Carmen -

¡Qué comienzo! ¡Qué vitalidad! pero qué panorama... desolador; eso de malendé me gusta. Creo que lo adopto desde ahora; citaré fuentes cuando lo diga.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres