Blogia
Montborg. Bitácora, weblog o blog de Herminio Lafoz Rabaza

Cuánto cuesta la democracia

Cuánto cuesta la democracia Y esto viene a cuento de nuestro glorioso comienzo en el Instituto. Desde hace muchos años, los que han ocupado la administración educativa, de todos los colores y pelajes, no han hecho nunca prospectiva ni previsiones. Algo que hacemos con nuestros alumnos de 3º de ESO, estudiar el crecimiento de las ciudades, los movimientos especulativos, las construcciones de viviendas, etc.no es capaz de hacerlo una administración con arquitectos, inspectores y demás. La Margen Izquierda de Zaragoza, hace años que crece por encima de cualquier otra zona. Y nuestro Instituto desde hace por lo menos 10 años ha sufrido la falta de previsión. Aulas demasiado llenas, deplazamiento de profesores y alumnos a otros edificios, ratios imposibles... nada. Siguen pensando que la calidad de la pública consiste en que guardemos a los niños, no importa que no haya bibliotecas, ni salas de ordenadores, ni desdobles, ni laboratorios. Como si desde los años 70 no hubiéramos dicho ni hecho nada. Como si todo lo que ha llovido no fuera más que un soplo para nuestro Director Provincial que ha debido habitar otro planeta (La prensa transcribe su decisión: "El uso de los espacios es el adecuado a las necesidades del centro", en el Heraldo de Aragón de 10 de septiembre)O sea, que para lo que enseñamos, ya está bien con lo que tenemos. O, ¿cómo se puede interpretar sus presuntas palabras? Los medios visuales han mostrado laboratorios desmantelados y fondos de pasillo convertidos en aulas ¿Es este el ideal sociata de este servidor público? Pues apañados vamos. Esto es una muestra más de la funesta manía de los gobernantes de mostrar altivez cuando alguien opina distinto a ellos o pide algo. Para estos, el poder debe ser sin fisuras ni debilidades con los administrados. Ya está muy visto esto. Desde la izquierda debemos ser implacables con estos desmanes. El haber sido blandos nos condujo en esta ciudad y en esta región, por lo menos, a la pérdida de credibilidad y a todo lo demás que vino. ¿Esto es lo que quiere de nosotros Marcelino?¿Hacer caso a la derecha, al sedicente Biel, y atizar a la izquierda?¿Sabe Marcelino que el Avempace es un centro en el que predominan las ideas progresistas en lo didáctico, en lo social y tal vez en lo político? Este trato no es nuevo pero yo ya me estoy hartando de este juego. Elegimos a unos ciudadanos, les damos nuestro poder soberano y nos ningunean cuando no nos atizan y nos hacen callar. ¡Ya basta! Quiero y solicito la dimisión del Director Provincial. Y de la Consejera (que en la entrevista de costumbre de comienzo de curso, nos toca la lira angelical. Y dice que lo que quiere es seguir siendo Consejera con Marcelino y con Biel...). Y que conste que sé que todo es cuestión de ineptos. Pero me cansa que la izquierda ponga siempre a ineptos en puestos clave. Vale.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Jesus Martínez -

Mi hijo estudia en el Avempace.
¿Qué más puedo decir?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres