Blogia
Montborg. Bitácora, weblog o blog de Herminio Lafoz Rabaza

ESCUELA Y REPÚBLICA

ESCUELA Y REPÚBLICA

En la escuela se depositaron las mayores esperanzas para transformar a la nación. Desde Farasdués y a través del semanario República, A. J. Temes se expresaba de esta forma: 

 

 La escuela debe ser el centro local popular de toda Revolución; sí, pero no crean mis lectores que al hablar de Revolución me refiero al concepto vulgar que de esta palabra se tiene, nada de asaltos a mano armada, atropellos a la personalidad o cualquiera de los derechos del hombre. ¿Qué dirían de los defensores del régimen y del régimen mismo establecido para hacer una España próspera, con honra, justicia, orden y libertad, emblema que ondea gallarda toda República democrática, si empieza a pisotear lo que tanto ha defendido y que es su verdadera esencia?La escuela será la verdadera revolucionaria de ideas; debe admitir todas, debe extender todas, siempre que con ellas se consiga un mundo mejor, más humano. Hacer ciudadanos que sepan exigir derechos y cumplir obligaciones; ésta debe ser la escuela, no la que enseña a deletrear lo que la burguesía le convenga, sino la que en muchas ocasiones, le pida cuentas de su ambiciosa conducta y dudosa encumbración.

Para que la escuela pueda cumplir con sus fines, necesita maestros formados con amplios ideales democráticos, humanos y que sienta, como todos los de su clase, confraternidad proletaria; pero el Estado tiene sobre sí la responsabilidad de organizarla adecuadamente y de que sus trabajadores tengan dependencia económica.La escuela popular es del pueblo, el pueblo debe ir a ella, y cuando no, ésta debe ir al pueblo; no debe escatimar tiempo ni trabajo; la escuela debe ser el centro que irradia su rayo de cultura y moralidad en todas direcciones; sacar de su seno los hombres que con capacidad integral nos han de regir mañana. España es eminentemente agrícola; sus escuelas deben procurar extender los nuevos métodos y procedimientos de agricultura, y que desaparezca lo viejo y lo arcaico; pero ¿cómo?. Con nueva organización; las Granjas pueden tener en las escuelas lugar adecuado para que germine toda su agricultura práctica, como las industrias que de ésta se derivan.

Hasta en los lugares más pequeños habría medios para ir formando pequeños talleres anexos a la escuela, como es herrería y carpintería, que podían ayudar a la formación del nuevo ajustador y ebanista.Luchemos, trabajadores de la enseñanza, para que el niño, la escuela y el maestro ocupen en España el lugar que les corresponde, y de esa forma habremos conseguido que nuestra patria, que poco a poco iba desapareciendo en el mundo internacional, llegue a ser la que dirija y dé normas no con absolutismo, sino porque de su cerebro sale la incógnita indescifrable para el proletariado mundial. Busquemos para todos Pan y Justicia. A. J. TEMES (República, 4-7-31) 
  

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres