Blogia
Montborg. Bitácora, weblog o blog de Herminio Lafoz Rabaza

Pequeña antología de textos sobre la escuela

Pequeña antología de textos sobre la escuela

Para ayudarnos a pensar un poco este fin de semana, quiero transcribir algunos textos sobre educación:

"Reformar programas suele ser una obra ilusoria: lo que ha de cambiarse en la escuela es el carácter del maestro y la actitude del alumno. ¿Se ha reflexcionado bastante sobre la situación inconveniente en que colocamos a nuestros alumnos desde el primer día? La actitud lastimosa que adoptan es la de un acusado que a cada instante puede ser sorprendido en flagrante delito de ignorancia. Y si el escolar se presenta como un culpable, es debido a que el maestro -como si olvidase que ha de instruir y ayudar a los niños que se le confían desarrollando lo que haya de bueno en ellos-, adopta en seguida el tono y el procedimiento de un juez, y cuando les interroga se propone casi siempre reconocer en aquella cuadrilla de sospechosos los que merecen censura y los que han de ser absueltos, a veces con felicitaciones. Al efecto lleva un registro donde anota en un lenguaje cifrado e impresionante, junto con algunas apreciaciones favorables, las declaraciones, frecuentemente abrumadoras, de los que han sido sorprendidos (...)

Como se necesitan notas, muchas notas, siempre notas, la escuela fracciona todo el saber humano en dosis mínimas, cada una de las cuales puede dar materia para una interrogación rápida. Así, el joven Mauricio, que recitó el martes la primera mitad de una fábula, dejó sin aprender el resto para el viernes; de modo que con medias fábulas, tercios de teoremas y cuartos de verdades, migajas de ciencia, se nutre ordinariamente la inteligencia de los escolares" (Henri Roorda van Eysinga. "El escolar es un procesado". Boletín de la Escuela Moderna, nº 6, 1 de octubre de 190

"Ante todo hay un primer error en el hecho de confundir los buenos alumnos de la escuela con los que han obtenido triunfos escolares, es decir, el certificado de estudios primarios. Para la mayoría de los maestros el buen alumno es el niño dócil, aquel cuyo temperamento le inclina a plegarse fácilmente a la autoridad magistral y al sistema disciplinario corriente; el que atiende a las lecciones, el que mejor recita de memoria y es más capaz de responder sin perturbación a lo que hoy se llama una pregunta de inteligencia y que no suele ´ser más que una pregunta mnemotécnica (...)" (Maurice Dubois. "La escuela primaria y la preparación a la vida". Boletín de la Escuela Moderna, nº 12, 1 de abril de 1909)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres